fbpx

Como resultado de la búsqueda de mayor eficiencia en el manejo ganadero, surgen técnicas de alimentación no convencionales para terneros como el creep feeding y el creep grazing, que buscan mejorar el desarrollo corporal de los animales para enfrentar el momento del destete.

Como parte de los avances en ganadería intensiva, surge la aparición de nuevos sistemas en alimentación para terneros como el creep feeding y creep grazing. Estos sistemas son parecidos, ya que ambos aseguran al ternero un alimento de calidad complementario al que le entrega la madre, y donde en ninguna de las técnicas, la madre tiene acceso a esa ración diferencial. La diferencia radica en que en el creep feeding se le ofrece al ternero un suplemento concentrado balanceado en proteína y energía y en creep grazing sólo forraje, pero de la más alta calidad.

Creep feeding

Mediante esta técnica se busca producir terneros más pesados en comparación con el método tradicional. Al ofrecer suplementos concentrados como complemento a la leche materna, es posible mejorar los índices de ganancia de peso en menor tiempo. También se recomienda para establecimientos de cría en que el forraje no presenta la calidad y/o la cantidad suficiente, ya sea por la época o por la calidad de los suelos. En estas situaciones, el creep feeding es más económico que suplementar a todo el rodeo. En determinadas situaciones, cuando el ternero va a un sistema de engorde inmediatamente después del destete, la técnica permite reducir los tiempos de engorde final notoriamente.

Principales ventajas

  • Mejora la ganancia de peso del ternero al destete (en promedio es posible lograr un aumento de peso alrededor de los 0,9 kg/día, cuando con el sistema tradicional se logra 0,750 kg/día)
  • Garantiza la entrega de los nutrientes requeridos por el ternero mediante la suplementación.
  • Empareja el rodeo de terneros en cuanto a peso.
  • Reduce el estrés del ternero al momento del destete al estar acostumbrado al manejo.
  • Mejora el acostumbramiento del rumen a la nueva dieta del ternero.
  • Aumenta el potencial genético de crecimiento de los terneros.
  • Permite anticipar el servicio en vaquillonas, al favorecer su recuperación corporal.
  • Mejora el porcentaje de preñez al segundo servicio de las vacas de primera parición con ternero al pie.
  • Reduce la competencia por forraje de calidad con la madre.
  • Permite un aumento de carga, incrementando la producción de carne por hectárea.
Creep-Feeding

Resultados de su implementación

Los resultados de implementar el creep feeding pueden ser muy variables ya que dependen de varios factores: el peso inicial de los terneros, el tipo de alimento suplementado, el nivel de consumo, la base forrajera y la producción láctea de las madres. Los mejores resultados se dan cuando la oferta forrajera es limitada en cantidad y calidad, cuando la producción láctea de la madre es pobre o cuando los terneros tienen un alto potencial genético de crecimiento.

Al momento en que la leche materna no alcanza para cubrir los requerimientos del ternero y mantener altos niveles de ganancia de peso, generalmente a los 60-70 días de edad, y sin disponibilidad de suficiente forraje de calidad para los terneros, es cuando debemos aplicarla para que estos logren desarrollar su nivel de ganancia potencial.

Creep grazing

El objetivo del creep grazing es aumentar el consumo de materia seca digestible de los terneros, dándoles acceso a mayores cantidades y calidad de forraje del que está disponible para sus madres. Comparado con el creep feeding, esta técnica puede mejorar los costos aprovechando al máximo el forraje disponible. Como el ternero es incapaz de competir  con su madre por el forraje de calidad, al separarlos de estas y permitirles el acceso exclusivo a forraje de calidad, se garantiza la cobertura de los requerimientos nutricionales para su correcto desarrollo. Por lo tanto, aumenta los pesos al momento del destete, gracias a la suplementación de nutrientes a la leche materna con los nutrientes derivados de un forraje de alta calidad

Los terneros pueden comenzar a pastorear a una edad temprana. Algunos ensayos demostraron que los terneros pueden iniciar el pastoreo a partir de los 30 días de vida. Luego, el creep grazing se va incrementando entre  los 3 o 4 meses, cuando la producción de leche de la madre empieza a declinar y los requerimientos de alimentación de los terneros aumentan. Es posible garantizar a los terneros el mejor forraje disponible permitiendo su acceso a lotes que hayan sido sembrados con ese objetivo, o en el caso de un plan de rotación, ingresando los terneros antes que las madres para que aprovechen el forraje de más alta calidad y más palatable primero.

Una ventaja diferencial del creep grazing es que, tanto el ternero como la madre,  sufren muy poco estrés al momento del destete, dado que se han acostumbrado a las ausencias.

creep-grazing

Resultados de su implementación

Al aplicar el creep grazing se ha demostrado la obtención de un aumento en la performance y la rentabilidad de la cría de terneros. Los aumentos de carga y la mejora en la nutrición de los terneros incrementa la eficiencia y la rentabilidad de los sistemas de cría animal sobre bases forrajeras.

Con mejores ganancias de peso al momento del destete, se aumenta  la rentabilidad cuando el costo de lograr esas ganancias es menor que el valor obtenido por los animales. Los mayores beneficios se logran cuando el costo del creep grazing sea lo más bajo posible. Aunque debemos decir que no todos los estudios demostraron ventajas en la aplicación de esta técnica. Cuando la oferta de forraje disponible es de buena calidad y cantidad, tanto para las madres como para los terneros, no se encontraron ventajas significativas.

Deje un comentario

Captcha loading...

WhatsApp chat