fbpx

La ganadería intensiva actual ya tiene incorporado un sistema de destete precoz o hiperprecoz en algunos casos. En esta etapa es fundamental ofrecer comida altamente nutritiva a los terneros para reemplazar la leche materna y estimular el desarrollo ruminal. Los alimentos iniciadores proveen todos los requerimientos nutricionales necesarios, facilitando la transición al consumo de forraje.

Escuche a continuación el audio de la nota.

Monitorear la alimentación de los terneros es un trabajo al que siempre debemos dar una especial atención, ya que es el factor que nos permite criar y levantar animales fuertes, sanos y productivos.

El funcionamiento del aparato digestivo de los terneros recién nacidos, es similar al de un animal monogástrico. En este momento no están  desarrollados ninguno de los 4 estómagos, ni su capacidad para absorber nutrientes. Lo primero que debe consumir un ternero es leche materna, y después, ya definido nuestro sistema productivo, reemplazaremos esta por productos que  aporten los requerimientos nutricionales específicos.

El alimento iniciador se utiliza en ganaderías con 2 propósitos principales: para acelerar el destete y facilitar la transición de las crías de consumo de leche a forraje y concentrado, así como también incrementar la recuperación corporal de la madre.

Las tecnologías actuales de materias primas de alta digestibilidad orientadas a promover el desarrollo temprano del rumen ya tienen un camino recorrido, y podemos decir que estamos encontrando nuevos beneficios por su implementación. Una menor necesidad de mano de obra, menores riesgos de enfermedades, una mejora global en el sistema productivo por aumento de carga, un fusible ante situaciones extremas, entre otras.

Con la mira en el ternero

Las características del ternero sometido a este manejo no difieren de uno criado al pie de la madre, si se respetan las pautas establecidas de alimentación, manejo y sanidad adecuadas para esta práctica.

El ternero exige proteína, energía, minerales y vitaminas. En un determinado momento la oferta de leche de la madre comienza a descender, aportándole menos al ternero, y es entonces, cuando este se ve obligado a trabajar en su acostumbramiento a la rumia. Es una etapa en la que los minerales comienzan a ser parte importante del desarrollo del animal.

Este alimento iniciador tiene la finalidad de suplantar la abrupta falta de leche y apoyar con pequeños niveles de consumo la iniciación y establecimiento de la rumia. Para ello debe poseer un 18 % de proteína de alta digestibilidad,  un 70 % de TND (Total de Nutrientes Digestibles) para proveer energía de rápida disponibilidad, y carbohidratos fermentables para favorecer el desarrollo de las papilas ruminales. La clave de este proceso es convertir al ternero en rumiante. Además puede poseer una dosis de antibiótico para reducir el estrés y saborizantes para estimular su consumo.

Un ternero bien suplementado que ha tenido acceso a una cantidad de sal mineral correspondiente a sus requerimientos, registra mejor desarrollo de su estructura ósea, menos enfermedades y un óptimo peso al destete.

Por: Matías Aba, médico veterinario y técnico comercial de Primia

Fuentes consultadas:
•  INTA – Destete precoz
•  Producción Animal – Destete precoz

Deje un comentario

Captcha loading...

WhatsApp chat