fbpx

Vivencias y experiencias profesionales y humanas de un profesional con décadas de actividad, de viajes y de países conocidos. El valor de la inventiva, la creatividad y el emprendimiento de nuestro país.

 

   Escuche a continuación el audio de la nota completa a Jorge Arias.

Jorge Arias, director de la compañía americana Alltech para Argentina y Chile es una persona rica en experiencias y vivencias por donde se lo mire. Con miles de horas de avión, trayectoria laboral en diferentes países del mundo y un desarrollo profesional sin fisuras, se convierte en un personaje sumamente accesible e interesante para entrevistar.

Desde Kentucky convertido en su lugar en el mundo, dialoga con ESPACIO PRIMIA con una tonada argentina que no han apagado tantos años de residencia en el exterior. A punto tal que hasta casi pareciera que jamás hubiera abandonado, por ejemplo, su Rafaela natal o la ciudad de Pergamino, en donde comenzó su experiencia laboral en el INTA.

Formación y crecimiento

Arias nació en Rafaela, Santa Fe, donde efectuó sus estudios primarios. La secundaria la cursó en Santa Fe y concretó sus estudios terciarios en la Escuela de Agronomía y Veterinaria de Esperanza. A fines de 1977 se radicó en Pergamino y comenzó a desarrollar su labor profesional en la Estación Experimental Agropecuaria del INTA en el área de forrajeras.

La inquietud por crecer en su formación lo llevó a desarrollar una maestría y doctorado en Estados Unidos (Universidad de Kentucky) en donde reside desde 1985. Posteriormente concretó un pos grado en Nueva Zelandia.

De nuevo a armar las valijas pensando en volver a la Argentina cuando en el camino se cruzó la empresa Alltech en donde se desempeña ininterrumpidamente desde 1993. De ese momento al presente cumplió múltiples funciones, todas con orientación técnica y comercial, residiendo en 5 ó 6 países.

Estuvo a cargo de las filiales de Perú, Venezuela, vivió en China, en Tailandia -donde manejó el negocio de acuacultura- y retornó a la Argentina entre 2001 y 2005. “Épocas difíciles, pero me especialicé en manejo de crisis. Con un  back ground latino tenía la posibilidad de trabajar en la región y para mí fue muy grato volver a la Argentina”

En el 2005 retornó a Estados unidos como director de la compañía y quedó posteriormente como director global de acuacultura hasta hace tres años en que volvió al negocio latino y desde ese momento al presente es director de Sur Sudamérica, Uruguay, Argentina y Chile. “Hasta antes de la pandemia viajaba todos los meses a Argentina y Chile y por supuesto desde febrero/marzo no he regresado. Pero en algún momento volveré”.

Unos locos que vendían polvitos mágicos

Alltech nació en 1980 creando productos naturales biotecnológicos. El fundador de compañía era un inmigrante irlandés quien arrancó su propio negocio y desde ahí creció a pasos agigantados. “Al principio éramos unos locos que vendíamos polvitos mágicos como bacterias e inoculantes y la industria hoy se desarrolló y hay 20 compañías haciendo lo mismo. En aquel momento fuimos de los primeros”.

Hoy la compañía además de vender aditivos naturales para alimento animal de todas las especies posee fábricas de alimentos animales y premezclas, con presencia en 134 países.

Jorge Arias con Mark Lyons

Jorge Arias con el actual presidente de Alltech, Dr. Mark Lyons legado del Dr. Pearse Lyons.

Su visión de la Argentina

Interrogado sobre su percepción de nuestro país a la distancia, Arias señala “con mucho respeto y humildad que tengo corazón argentino y cerebro gringo. Pasé más de la mitad de mi vida con formación americana.

“Lo fabuloso de nuestro negocio en el mundo es que estamos vinculados a la industria agrícola ganadera. Al estar en estos negocios estamos bastante al margen de las realidades económicas sociales y políticas de cada país. Hay muchas industrias que pueden estar afectadas coyunturalmente en algunos países por circunstancias locales, pero nuestra industria sobrevive a eso porque obviamente se necesita comer.

“Desde el punto de vista argentino, por supuesto que el país no está pasando por su mejor momento. Sin pretender darte una respuesta política, no ignoramos las dificultades que pasan mis compatriotas. Cada vez que vuelvo lo hago con muchas ganas, con gusto. Antes de la pandemia he viajado todos los meses y me he quedado una semana en la Argentina. Se viven emociones encontradas al ir al país”.

Situación de la ganadería

Más allá de la coyuntura, Alltech tiene muchos proyectos en nuestro país. “Los que venimos desarrollando inercialmente y los nuevos. Entre estos Alltech adquirió la empresa Ridley, fabricante de los  bloques ganaderos Crystalyx. “Estamos introduciendo hoy estos bloques en la Argentina, que son ideales para la suplementación de ganadería de cría, de pastizales naturales, pasturas marginales, todo lo que sea el sector ganadero de cría.

“Siempre estamos trayendo cosas nuevas al mercado. Estamos buscándole la vuelta a progresar, mejorar y agregar cosas nuevas al negocio. No paramos de tratar de crecer.”

“Lo que ahora estamos haciendo es buscar socios locales, que es una etapa nueva. Asociarnos a industrias locales que nos ayuden a multiplicar nuestro mensaje y por supuesto nuestro negocio”.

Arias destaca que “no ha habido coyuntura en ningún país que nos haya frenado para traer nuevas ideas, nuevos negocios a nuestro sector”.

Evolución de la ganadería argentina

Arias resalta que la globalización ha acercado la tecnología a todos los mercados. “Por supuesto aun habiendo tecnología disponible tenés que tener el capital para invertir en ella, que es donde se ve un poquito de retraso. Pero en la agricultura argentina, los equipos las maquinarias no tienen nada que envidiarle a lo que podés encontrar en los Estados Unidos. Adoptado por supuestos a las circunstancias locales”.

Una de las recientes inversiones de Alltech fue la compra de la fábrica de mixers Keenan. “Viene con un sistema de software que te hace la nutrición remota. Si vos querés el mixer te dice lo que tenés que darle de comer a tus vacas todos los días y te corrige si pusiste mal los ingredientes. Y si querés hablar con un técnico tenés uno que te va a atender on line remotamente y a lo mejor está en Irlanda o en México. Y eso está disponible en Argentina. Si vos tenés recursos financieros adecuados tenés acceso a la tecnología que está en todo el mundo.

“Pero no todos en Argentina tienen internet y eso hace que la adopción de tecnología sea un poco más renta por la carencia de recursos pero la disponibilidad de tecnología es mundial.”

La falta de apoyo estatal

En Asia, Arias desarrolló la acuacultura “que es un negocio fantástico que involucra mucha tecnología porque el bicho que producís no lo ves, está debajo del agua y demanda una tecnología muy específica. Vietnam, Tailandia, China, Indonesia, Malasia, todos tienen acceso a la misma tecnología, algunos tienen la posibilidad de invertir en ella, otros no.

“Muchas veces me llaman para hablar de acuacultura que sería una novedad para la Argentina aunque en el mundo se llevan 100 años de desarrollo. Nuestros vecino, los chilenos son súper avanzados en el cultivo de salmón. Pero la industria salmonera nació hace 30 años y es altamente subsidiada por un programa del Estado, no nació de la nada, sino de algo bien organizado y programado.

“Yo le doy muchísimo mérito al productor argentino. Los esfuerzos en Argentina en un gran porcentaje -por no decir en todos los casos- nacen de emprendimientos personales o familiares sin subsidio del Estado. Más allá del Gobierno de turno, las grandes novedades son traídas al país por emprendimientos privados y con esfuerzo privado.

“Eso nos ha caracterizado históricamente con lo bueno y lo malo que trae aparejado. La inventiva, la creatividad, el emprendimiento argentino es valioso y es meritorio porque muy pocas veces se ha conseguido algo con ayuda oficial”.

Lo que se extraña de acá, lo que se ganó en el norte

Interrogado sobre si extraña algo de la Argentina afirma: “Claro que sí. Extraño la parte social, los amigos, el espíritu familiero que tenemos. Mi corazón sigue siendo argentino, no importa donde esté parado. Es una linda experiencia que tuve, pero pasó. Me queda el hermoso recuerdo que repito cada vez que voy porque no me pierdo el asadito de amigos cada vez que voy.

“La otra parte, el estándar de vida, la educación, el futuro más predictible que tengo desde hace 30 años, también tiene un precio importante y es lo que me hace elegir Estados Unidos para vivir.

“Lo afectivo sigue siendo Argentina y lo profesional es para mí gringo”.

Su familia, además, reside en Estados Unidos. Su primer matrimonio fue con una mujer de Esperanza, Santa Fe, con quien tuvo dos hijos que nacieron en Pergamino. Su segundo matrimonio con una americana-venezolano le regaló dos hijos nacidos en Estados Unidos.

ESPACIO PRIMIA pregunta al entrevistado si cambiaría algo de su vida, tan rica en actividad laboral, como en viajes por el mundo y relación  con gente de aquí y de allá.

“Lo pienso todos los días y me busco una respuesta que me satisfaga. Debo reconocer que muchas cosas que sucedieron en mi vida fueron inerciales y muchas otras por elección. Y es una mezcla de ambas cosas que me llevaron al lugar que estoy hoy, muy feliz. Si bien no todo fue maravilloso o por elección propia, no cambiaría nada de mi experiencia y estoy seguro que dentro de diez años voy a pensar igual.

“Esto fue de casualidad, esto lo elegí, en esto no me quedó otra. Pero toda la experiencia ha sido fascinante; todos los días me levanto con ganas de hacer cosas, me divierto, es muy especial pero ojalá mucha gente haya tenido la suerte que he tenido yo de vivir como he vivido. También es una situación emocional, vos elegís como querés y también elegís la forma de disfrutar tu vida. Yo tengo una actitud que siempre voy para adelante, me encanta lo que hago, habrá gente que vive mejor que yo, pero yo estoy feliz con lo vivido y con lo que me queda”.

Vinculación con Primia y EDP Agro

Finalmente, con relación a la vinculación con Primia y EDP Agro, Arias comentó: “llevamos una relación de unos años que fue creciendo, tanto sea en Kentucky como en Argentina. Nosotros tenemos un evento anual, un simposio que se realiza en mayo en nuestra sede central y hemos recibido la grata visita de ejecutivos de la empresa. Por supuesto son usuarios de nuestra tecnología. Hasta hemos discutido en algún momento la posibilidad que ellos distribuyan nuestros productos. Efectivamente hay una relación en plena evolución en estos momentos”.

Simposio One18 de Alltech en Kentucky.  Donde Jorge Arias compartió con Tomás Berisso (Gerente Agroindustrial de EDP Agro) y Matías Aba (Médico Veterinario Responsable de EDP Agro y Primia Nutrición Animal).

Deje un comentario

Captcha loading...

WhatsApp chat