fbpx Skip to main content

Superado el período de acostumbramiento, es necesario ir lentamente adaptando a los animales a la dieta de terminación, donde el control de los comederos es fundamental. Compartimos técnicas para aplicarla, que nos van a permitir ajustar la oferta de alimento, minimizar desperdicios y ofrecer a los animales la posibilidad de mantener consumos elevados, en planteos de terminación a corral.

La alimentación es sin dudas, una de las inversiones más significativas en la etapa de terminación a corral. En los sistemas de engorde tipo feedlot, la utilización de comederos  nos permite un completo control sobre la entrega diaria de la ración nutricional. Pero también nos permite un seguimiento exhaustivo del consumo, por parte de los animales. Lo que bien manejado nos puede evitar grandes dolores de cabeza e inclusive minimizar perdidas y maximizar ganancias.

Diferentes estudios exponen que  animales que consumieron de manera continua y constante alrededor del 90% del alimento, presentaron mejores eficiencias de conversión (EC) de alimento en ganancia de peso, que aquellos que tuvieron acceso a una oferta de alimento a voluntad.

Por este motivo, realizar una correcta lectura de comederos, como también un monitoreo de la actitud de los animales en el corral y su bosteo, nos ayudan a entender en qué estado se encuentran y como están comiendo. Así  evitamos perdidas económicas por desperdicios de comida, podemos mejorar la conversión alimenticia (kg alimento/kg carne) y detectar prematuramente situaciones de acidosis clínicas y subclínicas.

Debemos lograr una alimentación continua controlada, e incluso mínimas restricciones que nos permitan mejorar la digestibilidad de la ración, reducir masa de vísceras, disminuir tasa de metabolismo basal, mejorar conversión alimenticia (kg alim./kg Carne).

El reparto de la comida a los animales debe ser puntual y no debería tener una variación mayor a los 15 minutos del horario de rutina. Esto permite evitar disturbios digestivos que luego afecten la producción de carne. Puede ocurrir que si de un día para otro tenemos variaciones en el consumo del 20-30% habrá que entender los motivos por los que los animales no se arriman al comedero.

¿Por qué hacerlo?

El principal objetivo de la lectura de comederos es conocer y controlar las variaciones de consumo. Estas pueden manifestarse en una mala conversión alimenticia y bajar los índices de ganancia de peso que nos propusimos lograr. Un buen manejo de los comederos nos permite controlar el consumo diario evitando importantes variaciones.

Esta lectura consiste en recorrer los comederos de cada corral, anotando como se encontró cada uno y cuanta comida remanente existía, para después compararlo con la escala predeterminada.

La recomendación es hacer la lectura todos los días a la misma hora, y justo después del periodo de ayuno más prolongado, que generalmente coincide con el momento anterior a la reposición de comida. En situaciones de 2 entregas diarias, si bien siempre conviene tomar ambos datos, el principal es luego del periodo más largo de ayuno. Teniendo claro  la importancia de entregar la comida siempre en el mismo horario, esta actividad es más estable y constante en su monitoreo.

beneficios diagnostico

Claro está que tanto la cantidad de veces, como la cantidad y la calidad de los alimentos a entregar siempre deben estar definidas en un plan con objetivos concretos y con la colaboración de un asesor especialista en nutrición animal.

Otros beneficios que podemos obtener de la lectura de comederos son:

  • Definir cuándo es necesario realizar la limpieza del comedero.
  • Observar el mezclado y la distribución en el comedero de la ración.
  • Detectar hongos, restos y suciedad en el alimento.
  • Detectar roturas o perforaciones en los comederos.
  • Monitorear el estado de los animales (cuartos traseros y colas, bostas del corral).

¿Cómo tomar los datos?

La escala a utilizar en la lectura de comederos puede ser una guía propia desarrollada en cada establecimiento. Dicha escala indica en forma numérica cuanto alimento quedó en el comedero antes de la lectura. Es fundamental que el criterio tomado sea siempre el mismo para las diferentes personas que realizan la lectura, así como contar con varias personas entrenadas en la tarea. Recomendamos trabajar con escalas en donde las variaciones sean menores y por lo tanto se ajusten mejor al manejo de los encierres actuales; suponiendo que el corral está con consumo estabilizado, con este tipo de tablas las variaciones serían por ejemplo de 0.5 kg por animal, todo esto lleva a variaciones graduales, realizando cambios sutiles que es lo que buscamos.

escala lectura comedero
Fotos comederos

Fuente: Universidad de Iowa, Estados Unidos.

No existe un formato único de planillas para la toma de datos. Lo más importante es que contenga al menos la información de los 5 días anteriores, ya que nos permite conocer el comportamiento del corral y permite evitar errores de sub o sobrealimentación. Es importante saber que el error de consumo puede tardar 2 o 3 días hasta hacerse evidente, por eso es importante contar con la información de días anteriores.

Modelo de planilla ejemplo:

planilla-comedero

Por: Matías Aba, médico veterinario y técnico comercial de Primia

Continúa en ESPACIO PRIMIA – Beneficios de la lectura del comedero (Parte 2)

Fuentes consultadas:

• INTA – Terminación a corral: lectura de comederos y su impacto sobre resultados productivos

• INTA Informa – El autoconsumo de granos marca

Deja una respuesta

Captcha loading...

WhatsApp chat